lunes, 14 de enero de 2013

Golden Globes 70ª Edición: Lo mejor y lo peor.


De izquierda a derecha: Michelle Dockery (Downton Abbey), Zooey Deschanel (New Girl) y Jessica Chastain  (La noche más oscura).

Arriba: Hayden Panettiere (Héroes), Jennifer Lawrence (Los Juegos del Hambre) y Amanda Seyfried (Los Miserables).
Abajo: Jennifer Garner (Juno), Meg Hilty (Smash) y Claire Danes (Homeland).

Giulana Rancic y Jennifer López.

Amy Poehler (Parks & Recreation) y Tina Fey (30 Rock), presentadoras.

Eva Longoria (Mujeres Desesperadas), Katharine McPhee (Smash) y Nicole Kidman.

Halle Berry, Alyssa Milano (Embrujadas) y Lena Dunham (Girls).

Olivia Munn (Magic Mike), Naomi Watts (Lo imposible) y Adèle.

El cast de Modern Family: Julie Bowen, Jesse Tyler Ferguson, Sarah Hyland y Sofía Vergara.

Anne Hathaway, Jessica Alba y Megan Fox.
Ya sé que no os lo podéis creer, estamos publicando entradas dos dias seguidos. Pero la otra ha llegado tarde, y ésta, si la publicamos tarde, no tiene ningún sentido. Esta madrugada se celebraron los Globos de Oro, los premios de cine y televisión que da la Asociación de Prensa Extranjera norteamericana, y que se consideran la antesala de los Oscar, tanto en los premios (por lo que preveemos que Argo y Los Miserables se llevarán algún premio que otro el 24 del mes que viene) como en los looks que llevarán las protagonistas de la noche. Pido perdón de antemano por donde están las fotos, pero es que no, nunca las coloco como quiero, por eso debajo de la foto os digo quién hay.
Citando a Evan Rachel Wood (que o no he encontrado fotos, o no fue, porque estaba tuiteandolo), el hecho de estar nominada te da derecho a llevar lo que te dé la gana. Te lo has ganado. Pero como sobre gustos no hay nada escrito y nos gusta mucho hablar por no callar, vamos a comentar algunos de los modelos que pudimos ver.
Este año decidieron no llamar presentar a al ácido Ricky Gervais, y se encargaron de llevar la gala dos de mis humoristas favoritas, Amy Poehler y Tina Fey, ambas antiguos miembros del Saturday Night Live, y Fey, en concreto, fue la primera guionista jefe del programa. En mi opinión las dos iban correctas, Poehler con su traje de chaqueta negro y sus sandalias a tiras, y Fey con su palabra de honor en blanco y negro.
Ahora os voy a hablaros de las mejor vestidas. Esta año ha sido el de rojos y los blancos. Monísimas iban Meg Hilty (la pérfida cantante de Smash), Claire Danes, que solo hace un mes que dio a luz a su primer hijo e iba muy fina con un vestido rojo de gasa cruzado; Jennifer Garner, con un palabra de honor en color vino, o Adele, que nos muestra que hay cosas ponibles más allá de la talla 38 . Iban también sublimes tres de la protagonistas de Modern Family: Sofía Vergara y Sarah Hyland marcando curvas, y Julie Bowen con un vestido verde oscuro tipo túnica, que hay que ver como cambia esta chica. En la serie es la típica ama de casa con tanytantos, pero cuando la vemos fuera es totalmente distinta. Pero mis favoritas fueron Zooey Deschanel, con ese vestido rojo y sus perlas; Michelle Dockery (la seca de lady Mary en Downton Abbey), con dos piezas en blanco y dorado, y Jessica Chastain, en color precioso que le quedaba clavado. Con un escote bastante arriesgado, pero que enseñaba lo justo.
Además, pudimos ver a Anne Hathaway, que he ido leyendo por ahí que es una de las mejor vestidas, y sí, el traje es precioso, pero entre el pelo corto (que le queda genial, la que es guapa, es guapa), y que todavía le faltan un par de kilos por ganar, parece una cerilla, solo le queda cabeza; a Jessica Alba, que iba con un palabra de honor color salmón espectacular, y a Megan Fox, que dio a luz hace unos meses y, para mi gusto un pelín ceñida en la zona del tronco (aunque no llega al nivel de Penélope Cruz con su vestido morcilla de Burgos rojo de hace unos años).
El vestido de Olivia Munn (que la podéis ver en The Newsroom, serie que recomiendo a todas las aficionadas al periodismo, y hace una aparición estelar en New Girl), me pareció muy coqueto, creo que era de Armani, con el corpiño estampado y la falda lisa, y Naomi Watts, que iba con un vestido muy elegante.
Y ahora me podéis llamar lo que queráis, pero os voy a hablar de los vestidos que no me han gustado nada, y os voy a ser sincera. Empezamos con Halle Berry. A ver, que sí, que se ponga lo que se ponga le queda bien, pero ¿hacía falta vestido con varios estampados? Alyssa Milano (que siempre la recordaremos como Phoebe de Embrujadas), ¿hacía falta ponerte un vestido premamá, sin estar en estado de buena esperanza amarillo canario, y ese aderezo en lo que parece lapislázuli? Que pareces La Hierbas... (Nota: Si luego resulta que en realidad está embarazada, pido disculpas por el comentario del vestido, pero jamás por esos pendientes y ese anillo). Seguimos con Lena Dunham, que aunque no venga a cuento, es la musa de los indies por su serie Girls, que a mí me gusta pero casi nadie entiende. No es que el vestido sea un horror (pero bueno, no me gusta mucho, la verdad), es que estoy acostumbrada a verla desaliñada, con el pelo sucio, y ese vestido, en el que puedes ver los tatuajes que lleva... Noooooo, eso noooo, los tatuajes cuando vas a esos sitios no se ven, un chal, una manga a la altura del codo, por favor... (Nota número 2: Pido disculpas a todas las personas que lleven tatuajes, pero es que en cierto tipo de situaciones los tatuajes, y más los que lleva ella, que es por todo el brazo, no pegan).
Vamos ahora con el tema encaje. Un poquito está bien, y según como lo pongas. Es el caso de Giulana Rancic, que aquí no sabemos quien es, pero irónicamente presenta un programa llamado Fashion Police. ¿Qué lleva? Yo apostaría por las faldas de la mesa y, ya que aprovechamos, cogemos el tapete encaje de la mesa, y lo cosemos al pecho. Y la reina del encaje es Jennifer López. ¿Es necesario llevar todo el vestido de encaje? Me parece un poco cutre, y  en mi opinión, si buscáis fotos de cerca, se ha pasado con el efecto glow, tanto, que parece que vaya a gotear (y que sepáis que Icetea le encanta el efecto glow,  y JLo, pero yo creo que se ha excedido).
Esta última parte la voy a llamar, con el negro no siempre aciertas. No me gustó nada el vestido de Eva Longoria, la raja le pasaba de la pierna, y no me gusta como le queda el tupé, la prefiero con ondas. Y Katharine McPhee, que aquí tampoco la conocemos mucho, pero allí quedó hace unos años segunda en el American Idol y es la protagonista moñas de Smash, que a ver, ese tipo de escote queda sugerente si tienes pecho, pero es que no veo nada, que supongo que esta muchacha tendrá pecho, pero ver, no se ve mucho. También tiene que ver que la chica, aunque no me haya hecho nada, no es santo de mi devoción. Bueno, sí que ha hecho, me ha fastidiado Smash, porque el tema de la serie me encanta (es la creación de un musical sobre Marilyn Monroe, si os gusta ese mundillo, os va a encantar), pero ella es que es la protagonista y cantar, canta muy bien, pero actuar... Bueno, lee bien el guión la muchacha, pero nada más. Y por último Nicole Kidman, que me caía bien hasta que se hizo de la secta del botox, que habrá a quien le guste el vestido, pero es que ella lo lleva todo, tachuelas (o pedrería), transparencias, pulseritas con cascabeles, cara acartonada... Es que lo lleva todo.
Hasta aquí mi post sobre los Golden Globes. Se me ha olvidado subir la foto del vestido de Julianne Moore, en blanco y negro de Tom Ford. ¿Cuáles os han gustado más? ¿Y menos? Y si os gusta el cine, os recomiendo que veáis las películas Argo, Los Miserables, Lincoln, y si no sois muy sensibles, La noche más oscura y Django Desencadenado. ¡Que tengáis buena semana!



2 comentarios:

  1. los vestidos cola de sirena me encantaron! y la más guapa creo que fue JLo ^_^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para gustos colores, a mí no me gustó nada de nada, me gustó mas el vestido de Jessica Chastain y el de Julianne Moore ;)

      Eliminar